Los clientes de un burdel eran drogados con burundanga

roban a clientes de un burdel eran drogados con burundanga

Los clientes del burdel eran drogados con burundanga para que perdieran el conocimiento. Esto permitía a los integrantes de la organización sustraer momentáneamente las tarjetas de crédito de los clientes y realizar cargos en las mismas con un datáfono

diariodesevilla.es

Dos operaciones policiales contra la prostitución se han saldado con 11 detenidos y 85 mujeres liberadas. Ambas redadas han sido desarrolladas en distintos clubes de alterne de la provincia por la Guardia Civil y la Policía Nacional. En uno de ellos, El Rey 2000, en Castilleja de la Cuesta, la Policía no sólo desmanteló una organización dedicada a la explotación sexual de jóvenes extranjeras, sino que también detectó que los clientes eran drogados para robarles.

La organización que regentaba este burdel captaba a las chicas en sus países de origen y se aprovechaba de su situación de necesidad para someterlas y obligarlas a ejercer la prostitución, según informó este lunes la Jefatura Superior de Policía en un comunicado. Las jóvenes estaban recluidas en el interior del local y sufrían continuas amenazas, vejaciones y abusos sexuales. Entre los seis detenidos en este prostíbulo están el líder de la organización y dueño del establecimiento, los encargados del mismo, la madame y varios empleados.

Los clientes del burdel eran drogados con burundanga para que perdieran el conocimiento. Esto permitía a los integrantes de la organización sustraer momentáneamente las tarjetas de crédito de los clientes y realizar cargos en las mismas con un datáfono. En las primeras pesquisas, los agentes identificaron tanto al propietario como a los empleados y a las mujeres que estaban siendo explotadas.

Ninguno de los clientes afectados había denunciado los hechos para preservar su anonimato, pero la Policía localizó a cuatro y pudo probar que les habían cobrado cantidades que oscilaban entre los 500 y los 2.000 euros. La burundanga estaba guardada en un bote de desodorante, de manera que pudiera pasar desapercibida durante una redada en el club.

Seguir leyendo en ►  http://www.diariodesevilla.es

¨¨¨¨¨

Este sitio no permite comentarios